DESCARGAR DICCIONARIO DE TRABAJO SOCIAL EZEQUIEL ANDER EGG PDF

Abstracto: Se aplica a la cualidad que se considera sin tener en cuenta el objeto en que se halla. Influencia ejercida sobre uno u otros. Ezequiel, A. G, Zapata. C y Cardona.

Author:Donos Galabar
Country:Bhutan
Language:English (Spanish)
Genre:Education
Published (Last):8 March 2007
Pages:260
PDF File Size:4.11 Mb
ePub File Size:1.64 Mb
ISBN:482-2-23387-525-2
Downloads:90109
Price:Free* [*Free Regsitration Required]
Uploader:Makinos



Procura, asimismo, constituir un lugar de encuentro para el intercambio, sistematizacin y aplicacin de experiencias sobre metodologas participativas en el campo del trabajo social, la animacin socio-cultural y la educacin popular. Hasta ese entonces, algunos trabajadores sociales ms inquietos por su formacin, utilizaban el Diccionario de sociologa de Henry Pratt Fairchild editado en castellano en , siendo la primera edicin inglesa de , se ha usado de forma supletoria durante mucho tiempo, y solo por un grupo reducido de profesionales.

Por otro lado, la evolucin de la sociologa en estos ltimos aos hace que muchos de sus conceptos sean hoy anticuados; adems, existe en l tal cantidad de trminos no sociolgicos que lo hacen poco utilizable.

La OEA haba publicado un repertorio de los principales trminos utilizados en servicio social, pero ello est muy lejos de constituir un lxico o diccionario. Adems, presenta las limitaciones de ser un trabajo elaborado hace muchos aos y slo desde la perspectiva del social work norteamericano. Este trabajo muy limitado en la elaboracin de los trminos, fue un esfuerzo meritorio, pero poco conocido y difundido.

Ahora bien, la necesidad de contar con un diccionario de trabajo social ha sido una necesidad sentida y reclamada por los profesionales de este campo ya desde finales de los aos cincuenta. Esta obra, precisamente, pretende llenar ese vaco, aunque slo sea parcialmente. Recordemos que una de las necesidades ms sentidas, en lo que hace a este campo profesional, es la de contar con material didctico y de consulta autctono, esto es, elaborado desde la perspectiva de los problemas latinoamericanos y que responda a la problemtica de nuestros pases.

Se estima que a principios de al momento de redactar la primera versin para la imprenta de este Diccionario haba en Amrica latina, unos En Espaa habra unos 8. Lo presuma al comenzar y lo s muy bien al terminar; reunir informacin, leer libros y diccionarios, escribir, corregir, confrontar, consultar, estar atento a los trminos que usan los profesionales, todo esto resulta frecuentemente montono. Este libro exigi un trabajo intenso, agotador, y hasta llegu a sentir que me agobiaba.

La obra se inici con la tarea de recoger todo el vocabulario empleado por asistentes y trabajadores sociales en Amrica latina, con la pretensin de seleccionar los trminos ms utilizados, tanto los especficos de la profesin como de las disciplinas conexas. Realizado el primer esbozo, el trabajo qued truncado por algunos aos, hasta que, gracias al apoyo moral y financiero que obtuve de mi amigo Stefan Karlstetter, pude avanzar un primer tramo. Pero, otra vez, durante unos aos, el diccionario fue creciendo lentamente Y por fin en , gracias a las gestiones de Alieda Verhoeven y la ayuda prestada por la Bisschoppelijke Vastenaktie Nederland se pudo contar con los medios de llevar a trmino la obra y proceder a su publicacin por la Editorial Ecso, formada por jvenes profesionales de la profesin e impulsores de una renovacin del trabajo Social Juan Barreir, Norberto Alaysn, Luis Fernndez.

He deseado muy vivamente constituir un equipo para preparar el diccionario; la ndole del trabajo lo exige y es demasiado esfuerzo para una sola persona. Pero en este empeo me pas lo mismo que con el proyecto de escribir una historia del trabajo social latinoamericano; no hubo respuesta entre los profesionales de ese campo; a pesar de ello, me lanc a la tarea, aunque la empresa fuese superior a mis fuerzas.

Escrib la Historia del Trabajo Social y escrib el Diccionario, consciente que trabajos de esta ndole deberan realizarse como un trabajo en equipo.

Como todo lo que escribo, y muy particularmente en su primera edicin, estimo que este Diccionario es todava un borrador. Para subsanar omisiones, defectos, imprecisiones, errores e insuficiencias, pocas cosas pueden ayudar tanto como las observaciones y crticas de los que hagan uso de l. Y eso espero de los amigos lectores. Finalidades y propsitos de esta obra Aun cuando el ttulo del libro sea suficientemente claro y expresivo en s mismo para dar cuenta de su contenido, quiz la explicacin de su gnesis, de los propsitos con que fue escrito y de lo que el autor sabe que le falta pueda ayudar a un uso ms adecuado y productivo del mismo.

Deca Julio Cceres que un diccionario es un libro que nos ensea a comprender lo escrito y entender lo escuchado. Este es el objetivo principal que me he propuesto en esta obra en relacin con los trabajadores sociales entendido el trmino en sentido amplio , muchos de los cuales no han recibido formacin sistemtica, que este diccionario no pretende, ni puede proporcionar, pero puede ayudar a entender y a comprender.

He tratado de realizar un trabajo a mitad de camino entre el enciclopedismo y la simple definicin de trminos. No todas las palabras han merecido igual consideracin, y esto parece lgico pues no todos los vocablos revisten igual importancia para el trabajo social. He procurado que la extensin de los diferentes trminos, guarden proporcin con su importancia relativa dentro del trabajo social. Un diccionario de esta ndole es, en gran parte, tributario de los aportes conceptuales provenientes de diversas ciencias sociales, tales como sociologa, psicologa, psicologa social, antropologa cultural, economa, ciencia poltica y derecho; y aun, en cierta medida, de la filosofa.

Por otra parte, hay una terminologa que es propia y especfica del trabajo social. Para un Diccionario de este tipo, se han escogido aquellos trminos relacionados con el trabajo social teniendo en cuenta el grupo profesional que lo va a utilizar.

A dos personas debo agradecer de manera particular, en relacin con la primera versin de este Diccionario: Mara Rosa Zamboni, que me ayud en la tarea de consulta bibliogrfica; y me ayud con inmenso cario y sentido de responsabilidad. Geertje Leendertse, mi secretaria.

No se limit a mecanografiar el original y las sucesivas versiones, sino que stas, palabra a palabra, fueron revisadas y controladas. Tarea que realiz con particular responsabilidad, teniendo en cuenta que ella era holandesa y el espaol no era su lengua principal.

Ezequiel Ander-Egg Mendoza, 89 8,9, 4,? El contenido de un diccionario, fcil y rpidamente, puede quedar retrasado frente a los cambios de la realidad, de la ciencia y del lenguaje mismo.

La palabra no es slo etimologa, sino algo vivo que cambia de sentido y de matiz segn las pocas y los lugares. Explicadas mis motivaciones para revisar el Diccionario, me parece oportuno decir algo acerca de la nueva versin. El que haya incluido nuevos trminos o expresiones no refleja lo sustancial de los cambios realizados.

Una parte de los trminos fueron reelaborados, otros reajustados, algunos sufrieron un retoque, mientras que otros quedan como antes; se suprimen trminos que no tenan sentido en este Diccionario Por decirlo de algn modo: ha habido un remozamiento general. Sin embargo, el Diccionario sigue en vas de elaboracin Para entenderlo mejor, el lector debe saber que forma parte de una triloga de diccionarios: trabajo social, sociologa y poltica.

Por ahora slo se ha publicado el que el lector tiene en sus manos; cuando estn los otros en circulacin, har un reajuste general, especialmente con la exclusin de trminos que estarn en los diccionarios de sociologa y de poltica. Esto me permitir ceirme ms estrictamente a lo profesional. Qu puedo agregar a lo ya dicho en la presentacin a la 1 edicin? Simplemente subrayar que este Diccionario es el registro literario tal como yo he sabido captarlo de la jerga del trabajo social de los pases de habla castellana entre y aproximadamente.

He procurado no caer en lo que Francisco Umbral critica de los diccionarios: Formidables y espantosas mquinas de erudicin, silos de palabras. Pero todo diccionario, por su misma ndole, aun cuando trate de recoger el lenguaje vivo es a la escritura y cito otra vez a Umbral lo que el pantano a la lluvia. Mi propsito ha sido desde que comenc a elaborarlo que este Diccionario ayude y sirva.

A quin? Cuando lo escrib pretenda que fuese de ayuda a estudiantes y profesionales del trabajo social. Alicante, 20 de mayo de "! Sin embargo, debo decir como en la 1 edicin: todava es un borrador, aunque notablemente mejorado. A comienzos del siglo XXI intentar una nueva reelaboracin, teniendo en cuenta que ya estarn excluidos o reducidos en su extensin todos los trminos que no se refieren de una manera directa o muy cercana al trabajo social y a sus mbitos o campos de actuacin.

Ya lo hicimos para esta edicin, cuando han sido publicados nuestro Diccionario de poltica y el Lxico del animador sociocultural. Quedan por publicar dos lxicos, de pedagoga y de psicologa, y el diccionario de sociologa. Con ello completaremos el trabajo emprendido hace ms de un cuarto de siglo, realizando un esfuerzo no terminado an por hacer precisiones terminolgicas, en el campo de las ciencias sociales y de las metodologas de intervencin social.

Ahora soy consciente de la flexibilidad de las palabras. No existe la palabra justa, la definicin precisa de una vez para siempre. Jorge Luis Borges en el prlogo a un libro de Gustave Flaubert sealaba que este autor incurri en lo que Whitehead llamara la falacia del diccionario perfecto; creyendo que para cada cosa de este intrincado mundo pre-existe una palabra justa. Aquella meta propuesta formulada en mi juventud, es algo inalcanzable. Los idiomas y los lenguajes cientficos y tcnicos son algo vivo; cambian permanentemente.

Consecuentemente, ningn diccionario puede ser algo terminado. Como bien lo ha dicho Vicente Verd: Las palabras brotan, maduran y envejecen como las personas, se deforman como sus rostros y, como ellas, se hacen ininteligibles espectros.

En el lenguaje de lo que en epistemologa se llaman las ciencias duras fsica, qumica, biologa , los trminos utilizados son insustituibles y no se pueden reemplazar por sinnimos. Lo mismo ocurre en la medicina y la ingeniera.

Pero en las ciencias sociales y en las diferentes formas de intervencin social trabajo social, educacin, comunicacin , en buena parte del lxico utilizado, no tiene un significado unvoco. Por otro lado, a la equivocidad de los trminos se une el hecho de que su sentido y empleo difieren segn diversas teoras, escuelas o autores. He estado particularmente atento con los trminos de las ciencias humanas que utilizan ms frecuentemente los trabajadores sociales.

Estos pertenecen a diferentes ciencias psicologa y sociologa en particular que aportan las teoras referenciales a los modelos de actuacin profesional. Aunque ya casi octogenario, espero que esta no sea la ltima reelaboracin del Diccionario.

Consagrar una parte de mis esfuerzos hasta mis ltimos das, consciente que, como todos mis libros, el Diccionario del Trabajo Social, no puede ser otra cosa que un libro siempre corregido y reajustado, re- " formulado y reelaborado, pero nunca terminado.

Este Diccionario, como todo libro y todo conocimiento, es biodegradable. Agradezco la valiosa colaboracin y el sentido de responsabilidad de ambas. Los libros de temtica social, como bien se sabe, tienen un mercado corto, se venden poco, salvo los de Ezequiel Ander-Egg. Su Diccionario de trabajo social es un caso sobresaliente no solo en el panorama de las publicaciones de la mentada temtica, sino en el conjunto de su propia obra.

Como el autor, al agotarse cada edicin de su diccionario, no se deja vencer por la tentacin de las nuevas reimpresiones, a m no me cabe otro remedio que actualizar el prlogo que escrib en ; pero he de ratificarme en lo que entonces dije. Escribir un diccionario, en los tiempos presentes, es nadar contra corriente. La corriente del uso de la lengua castellana la lleva hacia el empobrecimiento y hacia la imprecisin. A ms de un poltico le he odo decir que el lxico de su gremio se compone de cincuenta palabras.

Fenmeno igualmente conocido y padecido es el amplsimo abuso de palabras y expresiones de tantos significados o tan cautelares que llevan dentro de s la renuncia a la precisin: el tema, es como muy, no s cmo decirte, de alguna manera Un diccionario es siempre un desafo a estos achaques y, por ello, un acto de resistencia cultural.

Hace solo unos das particip en una mesa redonda sobre terminologa del trabajo social. Organiz el encuentro un grupo de estudiantes de la Escola de Treball Social de la Generalitat de Catalunya.

Estaban padeciendo el acoso de una pretendida nomenclatura profusa y confusa, y resolvieron salir al encuentro del monstruo. El balance del combate fueron unas cuantas aclaraciones y, sobre todo, la apreciacin de que el trabajo social es un cauce en el que se encuentran y, a veces, chocan aguas agitadas procedentes de muy diversas fuentes cientficas, tcnicas y aun ideolgicas.

Por de pronto, hemos de parar mientes en que el trabajo social se sirve de muy diversos mtodos caso, grupo, comunidad, por citar la tirada clsica ; se aplica en muy diferentes campos educacin, geriatra, empresa, etc. Por todo ello cabe decir que escribir un Diccionario del trabajo social es nadar contra corriente y en aguas turbulentas.

Ezequiel Ander-Egg ha sido muy consciente de estas circunstancias y las ha afrontado mediante la estrategia ms esforzada: su diccionario se extiende desde el rea especfica del trabajo social hasta el de las disciplinas fronterizas.

Pudo hacerlo poniendo a contribucin de esta empresa su dilatada experiencia en la prctica social, su amplia formacin en ciencias humanas y sociales y, sobre todo, su aguda sensibilidad sociopoltica. As su obra, adems de contribuir a mejorar la imagen pblica del trabajo social, la legtima tcnica y moralmente al poner de manifiesto sus fundamentos cientficos y su vinculacin poltica.

En esta ltima circunstancia radica, por cierto, la opcin progresista que es propia del trabajo social. No puede, como otras disciplinas aplicadas, definirse por su aparato tcnico que se ofrece a cualquier tipo de propsito; al contrario, ha de integrar en su definicin los fines de desarrollo y liberacin personal y social con los mtodos coherentes, es decir, con modos de accin que preservan a los hombres y a los grupos de la manipulacin, la dependencia, la alienacin.

Desde este punto de vista, entiendo que las posiciones progresistas, que Ezequiel Ander-Egg adopta en no pocas de las voces de este diccionario, no son en modo alguno testimonios personales gratuitos, sino manifestaciones necesarias para expresar la conciencia de la disciplina desde su personal vivencia, naturalmente.

La presente edicin de este diccionario tiene unos primeros antecedentes en versiones concebidas y nacidas en Iberoamrica. La estancia de Ander-Egg en Espaa le dio ocasin de reformar muy ampliamente esta obra enciclopdica, incorporando su experiencia espaola. Retornado a la Argentina, el autor vuelve de nuevo sobre su texto anterior y lo relocaliza y reactualiza. No cabe mejor mtodo para crear seres culturales vivos; no existe camino ms corto para una cultura cabal en lengua castellana; no conozco mejor medio para propiciar las relaciones iberoamericanas en el frente incierto del trabajo social.

Madrid, 10 de abril festividad de san Ezequiel, profeta.

APFC EXAM SYLLABUS PDF

Historia del Trabajo Social;Ezequiel Ander Egg.

.

KODAK EASYSHARE Z650 MANUAL PDF

Diccionario de Trabajo Social

.

Related Articles